miércoles, 18 de marzo de 2015

UNA OPORTUNIDAD

La niña de 8 años se acercó a mí y muy discretamente me dio un papelito con el siguiente mensaje: "Profe, me puede dar una oportunidad". Acababa de recitar un texto pero era consciente que no lo había hecho bien, por eso quería hacerlo de nuevo.
Esto nos enseña que cuando tenemos dificultades o no queremos expresar algo verbalmente, debemos hacerlo por escrito. Guardarnos las cosas nos genera una frustración. 
Si no puedes decirlo oralmente, dilo por escrito, PERO HAY QUE DECIRLO.
_Por supuesto, le dije.
Y la niña volvió al escenario y mejoró su presentación.  


miércoles, 4 de marzo de 2015

CLAUSURA DEL CURSO DE ORATORIA

Niñas Milagros, Romina, María y Mariana posan con sus respectivos premios
en la Clausura del curso de oratoria. Vacaciones Útiles BNP.

lunes, 26 de enero de 2015

NIÑOS EN ACCIÓN

Niños César, Rosa, Marcia, Leonardo (primera fila),
Alejandro, Álvaro, Lesly y Benjamín (atrás)
haciendo una presentación grupal.
Curso de oratoria para niños, BNP, Verano 2015

Niña Romina (9 años), exponiendo sobre su mascota "Negrín".
Niña Rosa, exponiendo el tema: "El regalo más bonito que he recibido."

¿POR QUÉ UN CURSO DE ORATORIA?

Con frecuencia les pregunto a los niños ¿por qué un curso de oratoria?, y responden que no lo saben, que su mamá los inscribió; y cuando les insisto ¿por qué creen que su mamá los inscribió?; entonces me dicen porque soy un poco callado, porque quiero hablar en público o porque soy tímido y quiero desenvolverme.
Pues bien, son los padres los que se dan cuenta lo que necesitan sus hijos aunque en un inicio el mismo niño rechace o no se sienta motivado por el curso. Sabe que lo van a invitar a hablar delante de sus compañeros, algo que no acostumbra hacer, pero poco a poco, exponiendo temas que les interesa van ganando confianza y se van soltando.
Al comienzo deben cultivar la serenidad ante los posibles errores, es parte del aprendizaje, después todo será más fluido y se habrá dominado el miedo al escenario.
Niño Zamir, 7 años, en su primera presentación.

viernes, 21 de noviembre de 2014

PARA APRENDER A HABLAR EN PÚBLICO HAY QUE HABLAR EN PÚBLICO

La vida es un constante aprendizaje, se aprende haciendo y repitiendo hasta sentirse satisfecho. No se puede aprender a hablar en público con pura teoría. Hay que lanzarse al escenario y decir lo que pensamos, no quedarnos con las ganas; hablar es parte de nuestra autoestima y salud mental.
Decía Emerson: "El que hace algo puede equivocarse, pero el que nada hace ya está equivocado".
La diferencia entre el que piensa y el que no piensa es la palabra hablada. Si nos quedamos callados nos quedaremos en el mismo nivel de quien no habla porque nada piensa.

 
Niña Jade Muriel, exponiendo una fábula. Curso de oratoria - Biblioteca Nacional del Perú.