jueves, 17 de noviembre de 2016

¿Qué objetivos tenemos en el curso de oratoria para niños?


Niño Alejandro (10 años),
curso de oratoria BNP, octubre 2016 
1) Controlar el temor inicial, el que influye en nuestra decisión de hablar o no hablar.
2) Mejorar la autoestima lo cual desarrollará la confianza y seguridad en nosotros mismos.
3) Despertar la motivación natural de todo niño de querer saber, preguntar, comunicar.
4) Estimular la facilidad de palabra. A mayor participación mayor fluidez verbal.   
5) Libertad de expresión: los alumnos hablan libremente sobre sus propios intereses, gustos, pasiones, etc., libres de todo riesgo. 
6) Mejorar el rendimiento escolar: el no tener temor a hacer preguntas o a participar hace que su desempeño vaya en aumento. 
7) Aprender técnicas oratorias relacionadas con la postura, vestido, mirada, ademanes, actitud, etc.

miércoles, 7 de septiembre de 2016

LA IMPORTANCIA DE RECITAR

NIÑOS DEL CURSO DE ORATORIA recitando la poesía YO QUIERO SER GRANDE, Biblioteca Pública de Lima.
Con los textos recitados se logra que el niño aprenda a utilizar los ademanes (manejo de brazos y manos), que use todo el cuerpo en concordancia con lo que dice verbalmente. Además se potencia la voz al hablar con mayor intensidad.
NIÑOS DEL CURSO DE ORATORIA recitando la poesía EL NIÑO VALIENTE en los Talleres de Arte del Ministerio de Cultura, Lima-Perú.

sábado, 30 de abril de 2016

LA LECTURA ES ESENCIAL PARA EL DESARROLLO INTELECTUAL

Niña Sofía (8), curso de oratoria, Biblioteca Pública de Lima
La lectura hay que estimularla desde la niñez, es un medio esencial para el aprendizaje. La lectura fortalece la memoria, por ella se logra un vínculo con el autor del libro, es como si lo tuviéramos a nuestro lado. Como no tenemos la información total como la puede dar un vídeo, nos permite desarrollar nuestra imaginación en lo que es formas, colores, retratos, etc. Más lees, más aprendes, tienes más temas de conversación para la práctica de hablar en público. Además los expertos aconsejan: kilómetros de lectura para metros de exposición. Es decir hay que informarse bastante para una presentación.
Niño Jairo (7) leyendo un texto.